Bòn bini riba e krísis wèpsait di Entidat Públiko Boneiru. E wèpsait ta ‘online’ ora tin un crisis. Pa e motibu akí, awor bo por haña tur informashon tokante COVID-19 riba e wèpsait.

Discurso de la dra. Marian Luinstra-Passchier del 26 de agosto 2021

Kralendijk – Bon dia,

Esta mañana, repasamos los desarrollos en torno al coronavirus en Bonaire desde que la variante delta llegó a la isla en las últimas semanas de julio.

El número de infecciones se ha mantenido bastante estable últimamente. Sin embargo, estas últimas semanas hemos visto un ligero aumento. Mientras que a principios de julio, el promedio era de 10 nuevos casos por semana, ahora, a finales de agosto, el promedio ha aumentado a unos 20 por semana.

Este gráfico muestra el total de los casos de COVID en Bonaire a partir del primer pico en septiembre de 2020. Como se puede ver, la línea a veces sube de forma pronunciada, indicando que, en ese período, hubo un aumento súbito en el número de casos de COVID-19. La parte ligeramente ondulada de la línea indica un aumento moderado en el número de casos de COVID-19. Como se puede apreciar, en estos momentos, la línea sigue subiendo de forma moderada.

La mayor parte de los contagios se está produciendo en los hogares en donde hay personas no vacunadas. Hace quince días, hubo otro paciente que tuvo que ingresar en el hospital por COVID. Aunque, afortunadamente, ya ha sido dado de alta, su caso nos sirve de advertencia a nosotros: la COVID puede atacar en cualquier momento.

Como se sabe, el número de contagios en las islas hermanas está en alza. Aunque hasta ahora, Bonaire no ha tenido brotes como los de Aruba y Curazao, la situación en esas islas exige una mayor vigilancia aquí en Bonaire. Aquí, la variante principal sigue siendo la delta, que es muy contagiosa. Si se produce un pico similar en Bonaire, nuestros pacientes de gravedad no podrán ser atendidos en Aruba ni en Curazao, sino que tendrán que ser trasladados a otros hospitales. Los hospitales de Aruba y Curazao están llenos. Pues, por el momento, es prudente seguir tomando medidas para evitar brotes mayores en Bonaire.

Al mismo tiempo, miramos también hacia adelante, a lo que significará vivir con la COVID a largo plazo. Lo que deseamos es volver a llevar una vida normal, aunque teniendo en cuenta la COVID, al igual que otras enfermedades infecciosas como el dengue, el Chikunguña, la gripe, etc. En el pasado, ha sido posible dominar enfermedades infecciosas como el sarampión, la rubeola y la fiebre amarilla mediante la vacunación y esperamos que, con el tiempo, ése sea también el caso de la COVID.

Afortunadamente, hay factores que juegan a nuestro favor:

– la mayoría de la población es consciente de la importancia de adherirse a las medidas de prevención. Juntos, podemos mantener al virus bajo control.

– En Bonaire, ya se han vacunado el 81,7% del grupo objetivo de adultos y el 38% de los adolescentes. El 71,3% de los adultos y el 24,8% de los adolescentes ya están completamente vacunados y cada semana se vacunan varios cientos de personas más. Mientras más personas se vacunen, menor será la posibilidad de que se produzcan nuevos brotes y menos medidas habrá que adoptar.

Ahora nos esperan retos nuevos. Comienza un nuevo año escolar y, al mismo tiempo, nos aventuramos con cautela en una nueva temporada de cruceros. Todo esto es posible gracias a la alta tasa de vacunación local y a que somos conscientes de la necesidad de aprender a vivir con la COVID.

Hoy es la última vez que participaré en la rueda de prensa como portavoz del Departamento de Salud Pública. A partir del 1º de septiembre, cedo el testigo a una colega más joven, Loes Jaspers. Les deseo a ustedes, o más bien, deseo a todos nosotros, un futuro próspero y saludable.

Leave a Comment